domingo, 10 de enero de 2016

A los azules ojos de mi madre.



Un reflejo en los azules ojos de mi madre
de azul intenso y sonrisa suave.
Un mar profundo de cristal oleaje.

Varada en su puerto, lejos de otros mares.
Hoy déjame sola, no me hables,
que estoy recorriendo sus calles.


Yul.

No hay comentarios:

Publicar un comentario